El 4 de octubre, hace cincuenta años que comenzó el primer curso del Colegio Libre Adoptado, lo que daría lugar a lo que ahora es el IES Alhama.
 A lo largo de estas últimas cinco décadas, en cientos de ocasiones, me he preguntado, primero, y se ha planteado, después: ¿cuál es el hecho más importante para la historia de Alhama. Indudablemente muchos otros paisanos y amigos de Alhama se habrán formulado esta pregunta. Claro está, ello en un sentido positivo y, si se quiere, con cierta transcendencia en lo que a importancia histórica se refiere.

Poner de manifiesto valores de Alhama y sus habitantes
 En aquellos años de mi primera conferencia, allá por 1967, bajo el titulo de “Alhama, Histórica”, resaltaba la incorporación de Alhama a la Corona de Castilla, semanas antes de la primavera de 1482, en definitiva, ahí están nuestros primeros mayores cristianos en esta tierra y cómo dos civilizaciones se enfrentaron por la misma.
 Después pensé en el Terremoto y, por supuesto, en su lado positivo, como fue la ejemplar Solidaridad Mundial que se produjo en favor de las poblaciones y personas afectadas, simbolizado ello en la inauguración del Barrio de la Joya, el 24 de junio de 1887.
 También pensé, por el sentido de lucha contra el invasor, en el Día de la Calendaría de 1810, cuando los alhameños abordaron a la avanzadilla del escuadrón de dragones nº 12 de las tropas napoleónicas, ataque en el que murieron dos franceses, demostrando nuestros antepasados su sentido patrio, y sin medir lo que les iba a venir encima poco después, con la muerte de ochenta y seis alhameños y la ruina económica de la ciudad por las tropas francesas. Pero, al menos, sí hubo un gesto patriótico en contra del invasor y a favor de la libertad en el que participaron muchos vecinos.

 Igualmente, de estos últimos cinco siglos, he pensado en otros hechos y fechas en relación a importantes acontecimientos que ponen en evidencia gestos y actuaciones que merecen nuestro inolvidable reconocimiento, como los mismos Motines del Hambre de febrero de 1647 en Alhama, cuando parte del pueblo se levanta contra la injusticia que afectaba a una gran mayoría de la población, dejándola casi sin comida, y así algunos hechos más que merecen ser destacados históricamente al poner de manifiesto valores de Alhama y sus habitantes.





















El logro de todo un pueblo
 Pero pronto me di cuenta y empecé a escribir en los diarios granadinos de ello, sobre “el logro de todo un pueblo”: el Colegio Libre Adoptado de Alhama. En aquellos años pocos eran los niños que podían estudiar el Bachiller Elemental, al no tener su familia medios económicos para pagar sus estudios en Granada o en cualquier otra ciudad donde ello fuese posible. La inmensa mayoría de ellos cursaban la denominada Enseñanza Primaria y Secundaria Escolar y unos pocos lo lográbamos en las denominadas “academias” de don Juan López Villén y algún otro maestro nacional, pero no más de una veintena de alumnos por cada nuevo curso que se iniciaba, que en junio nos examinábamos como alumnos libres en el Instituto Padre Suárez. En mi caso familiar, por ejemplo, mi madre vendió cuantas propiedades tenía y, adquiriendo un piso en Granada, allí nos llevó para que pudiésemos continuar estudiando.
 Pues bien, el Colegio Libre Adoptado, hace hoy exactamente cincuenta años, comenzaba su primer día de clase. Era el martes 4 de octubre de 1966 cuando se inauguraba el curso 1966-67, en lo que entonces era parte de la residencia de las Madres Mercedarias, hoy residencia Comarcal de Mayores, en la carretera de Granada.
 Sí, este ha sido el logro más importante y transcendental para la historia de Alhama y toda su comarca. Aquel día ciento ochenta y seis alumnos iniciaron su correspondiente curso de Bachiller Elemental, de primero a cuarto, en la misma Alhama. Desde entonces miles de alumnos de toda la comarca han tenido a su alcance cursar estudios sin que las posibilidades económicas familiares fueran ya tan decisivas para ello, y tantos y tantos han demostrado con su valía en las metas alcanzadas, la enorme dimensión de la labor desarrollada desde aquellos primeros días hasta la actualidad.
 En aquel decisivo momento ocupó la dirección del centro un joven profesor, cuya eficacia fue proverbial, Manuel Reyes Camacho, contando con la entrega de la también joven vicedirectora Benicia Reyes y con el igualmente joven Jefe de Estudios Jesús Menéndez Pérez, completándose el claustro de profesores con distintos licenciados universitarios alhameños.
 La labor del entonces alcalde, José Gómez Pérez, realmente importante, fue secundada lealmente por la corporación municipal, contando con la activa participación las familias alhameñas, algunas ya no residentes aquí. De todo ello iremos hablando en este año conmemorativo que se ha establecido hasta octubre de 2017.

 Si la historia de estos cincuenta años transcurridos es para Alhama realmente interesante, con sus logros y fracasos, la de aquellos años preliminares y primeros del Colegio Libre Adoptado, hasta su transformación en Sección Delegada del Instituto de Enseñanza Media, no lo es menos.
El logro más importante para la historia de Alhama y su comarca
 Ahora, 4 de octubre de 2016, nuestra felicitación, la de toda Alhama y su comarca, al Instituto de Enseñanza Media que entonces comenzaba su caminar oficial. Felicitación, reconocimiento y recuerdo a los muchos que lo hicieron posible, a sus directores y profesores en todos estos años, donde se han dado y dan tantos y tan elevados ejemplos de entrega, a cuantos fueron alumnos y a los alhameños en general por tener nuestra ciudad este prestigioso centro de Enseñanza Media.
El mismo IES, como es lógico, lleva ya meses preparando un adecuado programa de actos para resaltar como corresponde estos primeros cincuenta años. Al igual que ha hecho en tantas ocasiones y de multitud de formas, el Patronato de Estudios Alhameños presta su mejor colaboración, al igual que autoridades municipales, profesores ya jubilados -que son verdaderas instituciones- y en activo, alumnos que por aquí pasaron, numerosas entidades y el pueblo en general.
 Lo dicho, al menos para quien escribe estas breves líneas iniciando una serie de artículos que verán la luz en estos sucesivos meses en “Alhama Comunicación” –medio también en la vanguardia de la programación y proyección del histórico acontecimiento-, estamos ante “el logro más importante para la historia de Alhama y su comarca”.

























Andrés García Maldonado.