PREMIOS ALHAMA 2020

El Patronato de Estudios Alhameños alcanza, con esta, la XXIX edición de los premios Alhama. Premios que fueran concebidos y puestos en marcha en 1991, bajo la dirección de mi querido y admirado amigo Andrés García Maldonado. Desde el ya lejano1992 hasta el pasado año 2020, cada 27 de febrero Alhama no ha faltado a su cita. Cada tarde-noche de la  víspera del “día histórico de Alhama” y del “día de Andalucía”, nos hemos convocado en la gran fiesta del alhameñismo. Las casualidades de la historia o el designio del destino hicieron que el 28 de febrero de 1482, origen del “día histórico de Alhama” coincidiera casi cinco siglos después con el 28 de Febrero de 1980, fecha que dio lugar al “día de Andalucía”.

   Pero llegó el 2020, y solo dos semanas después de la entrega de los premios Alhama-2019, fuimos confinados. Comenzaba un periodo que pasará a la historia por haber hecho realidad el mundo distópico en el que se en halla inmersa la humanidad. La pandemia provocada por el Covid-19 está causando grandes transformaciones en las relaciones sociales, imponiendo el distanciamiento social, haciéndonos individuos “virtuales”, alejándonos del contacto y cercanía que necesitamos para vivir. Son muchas las familias que han sufrido y sufren perdidas personales como consecuencia directa o indirecta de la pandemia, y muchas las personas necesitadas del altruismo y la solidaridad humana. En esta línea, la larga historia de Alhama refleja múltiples episodios de la solidaridad de los alhameños, la cual volvió a resurgir con fuerza en esta dura etapa. Baste señalar la labor de las costureras alhameñas en los duros meses de confinamiento elaborando material sanitario para el resto de España. Pero no sólo ellas, han sido muchas las personas de la comarca de Alhama las que, desde el anonimato y la humildad, han ofrecido todo para atender a aquellos más fuertemente golpeados. Por ello, el Patronato de Estudios Alhameños, en sesión de su asamblea general del pasado mes de Diciembre, acordó excluir de los premios Alhama 2020 las referencias al COVID-19, con el firme propósito de -una vez se supere definitivamente la situación- hacer un reconocimiento específico a todos los hombres y mujeres de la comarca de Alhama que han contribuido con su esfuerzo  a superar esta dura etapa.

    Pero, el virus ni debe, ni puede, terminar con las actividades culturales. Hemos de adaptarnos a la realidad y respetar todas las recomendaciones que marcan las autoridades sanitarias, pero nunca renunciar al desarrollo y promoción de la cultura en esta tierra. Así, con la perseverancia con la que el mes de agosto pasado acudimos a nuestra cita anual con la velada “Alhama, ciudad de los Romances”, con la misma con la que se hizo la entrega virtual en el mes de Noviembre de 2020 de la tercera edición del “Premio Eduardo de Hinojosa y Naveros en Ciencias Jurídicas”, en esta víspera del día 28 de febrero, de nuevo acudimos a la cita anual marcada en el calendario social y cultural la Comarca de Alhama.  La cita con los “premios Alhama 2020”.

    Esta, la de los reconocimientos a personas y entidades vinculadas a Alhama, es  una cita cargada de emociones, donde cada año afloran sentimientos, sonrisas y lágrimas, recuerdos de la infancia, añoranza de los que ya no están pero que fueron capaces de transmitir ese amor por esta tierra, vivencias en las que se entrelaza el pasado y el futuro en un momento de entrañable alhameñismo. Una cita que marcamos de nuevo en el calendario alhameño, aunque materialmente se traslade la gala de entrega -siempre que la evolución de la pandemia no lo impida- al mes de julio próximo.

    Así, como cada año, en la primera sesión anual del Patronato de Estudios Alhameños, este año celebrada de manera virtual, se procedió -por unanimidad- a otorgar los premios Alhama 2020, como sigue:

 “Alhameño del Año”: Víctor Quesada Cubo.

“Comarcal del Año”: Miguel Arrabal Martin.

“Labor Alhameña”: Javier Molina Castañeda.

“Labor en Favor de Alhama”: Rafael Tigeras (Editorial Dykinson)

“Labor de Difusión en favor de Alhama”: Programa de Canal Sur “Música para mis oídos”.

“Oriundo del Año”: Joaquín Tomas Valderrama Valenzuela.

“Mejor Expediente Académico”: Adriana Jiménez Luque.

    En nombre de mis compañeros y compañeras del Patronato de Estudios Alhameños y en el mío propio, le traslado a todos ellos nuestra felicitación por este  merecido reconocimiento y nuestro orgullo por trasladar al mundo los valores de esta nuestra milenaria Alhama.

    A los premiados y a los alhameños y alhameñas, y al publico en general, los emplazamos a la gala de entrega de los Premios Alhama, la cual será publicitada convenientemente en cuanto las circunstancias sanitarias lo permitan,

Alhama de Granada, a 27 de Febrero de 2021

Ignacio F. Benítez Ortúzar

Presidente del Patronato de Estudios Alhameños

Alhameño del año

Víctor Quesada Cubo

Víctor Quesada Cubo nacido en Alhama de Granada en 1991 es médico, terminando la especialidad de Medicina Preventiva y Salud Pública en el Hospital General Universitario  Gregorio Marañón de Madrid. Ha realizado diferentes postgrados: Master Business  Administration (MBA) – Especialidad Gestión Sanitaria (Universidad Camilo José Cela-IMF  Business School), Máster Oficial en Acción Humanitaria Sanitaria (Universidad Alcalá) y Máster  en Salud Pública (Escuela Nacional de Sanidad -Instituto de Salud Carlos III). También está  terminando los estudios universitarios de Biología. Se encuentra desarrollando su carrera  profesional en torno al concepto de salud global con especial énfasis en emergencias y desastres en salud y acción humanitaria. Es coautor de más de 50 publicaciones y contribuciones  científicas a congresos nacionales e internacionales y ponente sobre salud pública en más de 10  países.

Desde el año 2019 es el coordinador nacional en España de la Red Internacional de Promotores  de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, un movimiento ciudadano que articula esfuerzos,  acciones, herramientas, experiencias y conocimientos para impulsar y acompañar con aportes  concretos el cumplimiento de la Agenda 2030, presente en más de 30 países.

En los últimos años ha realizado estancias de cooperación al desarrollo y acción humanitaria en  Argentina, Honduras, Bolivia, México y los Campamentos de Refugiados Saharauis en Argelia.  También ha trabajado en la línea de salud del migrante para las Naciones Unidas en la Organización Mundial de la Salud (OMS/OPS) en México.

Es voluntario activo en las ONG: Médicos del Mundo, Cruz Roja Española, ACOES Honduras y  Juan Ciudad, donde ha podido colaborar en primera línea en la respuesta frente a la pandemia  COVID-19. En estos momentos se encuentra en Bolivia apoyando en la emergencia  epidemiológica al Ministerio de Salud a través de un programa de la Agencia Española de  Cooperación Internacional para el desarrollo (AECID).

A pesar de la distancia siempre lleva el nombre y recuerdo de Alhama en sus diferentes estancias  alrededor del mundo. También ha escrito varias publicaciones sobre Alhama, siendo uno de sus  textos ganador en el XLVII Certamen Literario “Ciudad de Alhama” del año 2008. Asimismo, es  socio fundador de la asociación Amigos de Alhama donde participa en la defensa del patrimonio  histórico y artístico de Alhama y su comarca. Vinculado siempre a su ciudad natal donde disfruta  vacaciones y días de descanso junto a familiares y amigos.

Comarcal del año

Miguel Arrabal Martín

Miguel Arrabal Martín es natural de Játar, donde transcurre su infancia y adolescencia así como su formación en estudios primarios y bachillerato, como alumno libre en Instituto Padre Suarez de Granada y curso de orientación universitaria en Instituto Emilio Muñoz (Cogollos Vega-Granada). Cursa estudios universitarios en la Universidad de Granada y finaliza su licenciatura en Medicina y Cirugía en 1979 con calificación de sobresaliente. En toda esta etapa mantiene mucha relación con la sociedad alhameña por proximidad geográfica y amplios vínculos familiares. Completa su formación como facultativo especialista de urología en la Ciudad Sanitaria Virgen de las Nieves (Granada) y finaliza estudios de doctorado en Facultades de Ciencias, Farmacia y Medicina con la calificación de sobresaliente “Cum Laude”.  Jefe Equipo Quirúrgico de Urología en Área Hospitalaria Ciudad Sanitaria Virgen de las Nieves durante 1985. 

     En el periodo 1986-92, desarrolla su actividad profesional en Hospital Universitario de Valme y Facultad de Medicina de Sevilla, formando parte del grupo de investigación y desarrollo tecnológico “Efectos en salud de tóxicos ambientales y alimentarios” de la Junta de Andalucía. Coordina en el Hospital de Valme la implantación y desarrollo de la primera Unidad de Litotricia renal extracorpórea por ondas de choque en el Sistema Nacional de Salud. 

     Desde 1993 desempeña su actividad asistencial sanitaria, docente e investigadora en Hospital Universitario Clínico San Cecilio y Facultades de Medicina y Ciencias de la Salud (Granada), como médico especialista de urología y jefe servicio de urología en Hospital Clínico, profesor asociado y profesor titular en Departamento de Cirugía, y director del grupo de investigación D-02 Uromet, área de enfermedades endocrino-metabólicas del Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada. En esta etapa ha sido Coordinador Nacional Grupo de Trabajo Litiasis Urinaria de la Asociación Española de Urología durante 1996-2000. Ha dirigido 14 trabajos de suficiencia investigadora y 14 tesis doctorales en Universidades de Sevilla, Cádiz, La Laguna y Granada. Participado como docente en diferentes Máster de Urología Pediátrica en la Universidad Internacional de Andalucía, Estomaterapia en la Universidad de Granada, Actualización en Cirugía Urológica en la Universidad Cardenal Herrera, y dirigido 35 cursos de formación en cirugía laparoscópica y robótica en centro CMAT-Iavante de la Fundación Progreso y Salud (Consejería de Salud y Familias-Junta de Andalucía). Ha participado y/o dirigido 12 proyectos de investigación, 8 ensayos clínicos, 37 publicaciones en libros/capítulos de libros, presentado más de 500 trabajos en congresos nacionales e internacionales y publicado 200 artículos en revistas de biomedicina. Por esta actividad ha recibido 22 premios y la acreditación de excelente por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía. 

     A pesar de su actividad laboral fundamentalmente en Granada, no ha perdido su vinculación con Játar, la carrera de Játar-Alhama y sus gentes, con los que tantas veces ha coincidido, la mayoría por problemas relacionados con la salud, pero también en actividades sociales.

 

Labor Alhameña

Javier Molina Castañeda

Premio a una labor alhameña en 2020 por su iniciativa en el carnaval con una comparsa infantil, donde la calidad de sus canciones, la participación, el mantenimiento y promoción del carnaval de Alhama estuvieron presentes gracias a la pasión que siempre pone de manera altruista en todo lo que hace a favor de Alhama.

Javier nació el 29 de mayo de 1977 en Alhama de Granada, de familia humilde y trabajadora es hijo de Sebastián y Soledad oriundos de Sedella, emigraron a Francia y Suiza en el año 66 donde estuvieron ocho años. Fue en el año 74 cuando la familia compró la conocida como “fonda San José” donde los arrieros pernoctaban con los caballos para la compra y venta de trigo. Desde que nació, Javier ha residido hasta hoy en el mismo domicilio de la Plaza de la Constitución actual Hostal San José, negocio familiar que aún regenta. Tiene estudios de técnico en masaje terapéutico y aun continúa su formación académica, mientras su ocupación laboral es en el balneario de Alhama de Granada desde el año 1999, donde tuvo un paréntesis cuando fue concejal durante los años 2007 a 2011. También posee estudios superiores en relación a la gestión deportiva con los títulos de técnico y máster en gestión deportiva y máster en organización de eventos deportivos, así como entrenador superior en futbol sala, habiendo entrenado en segunda división femenina.

Todo el mundo lo conoce como Javi Castañeda o Javi “el de la pensión” no solo en Alhama sino en la Comarca; y es que Javi siempre ha tenido una participación social activa, desde sus comienzos con la música, el carnaval, el deporte o la política, también colabora en actividades culturales y la organización de numerosos actos. Su carácter generoso, amable, entregado y colaborador le ha llevado a ser un autentico voluntario de muchas actividades de su pueblo. Todos eso lo corrobora su participación en el los premios de fondo, el Festival de la Canción, la creación del club Alhama 2000, entrenador de voleibol u escuelas deportivas de futbol sala, colaboración en grabaciones para Alhama Comarcal TV, programas de música en la radio, su participación en comparsas, su colaboración con el centro ocupacional de discapacitados o la creación de varios grupos de música pop , así …un largo etc de actividades.

El premio está dedicado a su trayectoria, pero destaca su labor en el año 2020 con la comparsa los “Gorriones de la Placeta”. Y es que el Carnaval es una de sus pasiones. Ya desde el colegio Conde de Tendilla, con apenas doce años creo con otros jóvenes, una murga, la más joven de edad de las tantas que había en el carnaval en aquella época siendo de forma continuada los siguientes años los que estuvo en mas agrupaciones infantiles de carnaval viviendo esta fiesta en primera persona.  En  2006 y tras la desaparición de la mítica comparsa “el pitorreo” cuando en una iniciativa conjunta resurge esta agrupación en la que participó los siguientes diez años como director y compositor colaborando al mismo tiempo en centros educativos y centro de discapacitados en la elaboración de letras para el carnaval.

Tras esa etapa decido dar un paso al lado y encaminarse en el proyecto que tantos años llevaba pensando, crear una cantera para el carnaval y de ahí, además de la ilusión y ganas que me le transmitieron los más jóvenes, inició el proyecto de la agrupación “Gorriones de Placeta”. Un proyecto que ha dado muy buen resultado, tanto calidad, como expectación y color, a un carnaval que necesitaba urgentemente la incorporación de los más pequeños para que esta fiesta esté más viva en el tiempo, desde la formación de los pequeños con el objetivo de que en poco tiempo ellos mismos creen sus propias agrupaciones e incorporen otras generaciones al proyecto “gorriones” que, además de en los centros educativos, los pequeños sepan formar, componer y crear sus propias comparsas para participar activamente. En definitiva una escuela de carnaval para el conocimiento y formación de jóvenes para la continuidad de la esencia tan especial de este peculiar carnaval.

De forma paralela, desde hace años, Javi trabaja en la elaboración de un estudio y documental sobre la historia del carnaval, sus letras sus músicas, etc. Recopilando archivos de audio y video antiguos con la idea de continuar con este proyecto con ilusión y entrega.

Labor en favor de Alhama

Rafael Tígeras

(Editorial Dykinson)

Rafael Tigeras, es la representación instantánea de la generosidad, de la cercanía, de la disponibilidad y la fiel colaboración. La estimulante predisposición hacia los demás….un repartidor de sueños e ilusiones  traducidos en libros, su gran pasión.

    Todas las personas buenas se han forjado en el ejemplo y un sólido referente, es el caso de Rafael, lo fueron sus padres, en especial su padre, quien curiosamente perteneciendo a un ámbito profesional distinto “químico” supo inculcar los valores que distinguen al hombre corriente del hombre creativo y comprometido en sus hijos y en particular en Rafael. Ha sabido (Rafael) combinar esa herencia genética “con unas inigualables capacidades que la vida le brindó en ese quehacer creativo de libros y publicaciones selectas, cuidadas, estéticamente ejecutadas. Ha sabido aprovechar con eficacia, siempre trasladando a su interlocutor las virtudes que han destacado siempre sus amigos del hombre íntegro como es Rafael: “cercanía, bondad, sencillez … y convincente capacidad de trabajo. Un hombre con un inigualable talento y siempre brindando oportunidades a todos quienes hemos tenido la suerte de tropezarnos con su magnánima generosidad editorial y en publicaciones a veces consiguiendo “retos imposibles”. Así fue como acogió con entusiasmo la colaboración en la edición del Premio Eduardo de Hinojosa y Naveros en Ciencias Jurídicas.

    Rafael creció con el “buen ejemplo” que atesoró en su capacidad innata para crear, ejecutar y convencer a los demás encontrando un medio idóneo la creatividad editorial y un sello indisoluble: “Dykinson”, para cumplir sus meritorios propósitos reconocidos por todos en su trayectoria profesional. Nadie como él conoce tan bien el “medio editorial” y todo lo que ello comporta. Lo que  empezó siendo un negocio de librería, más que un modo de trabajo  era un “arte que desarrollaría con majestuosa perfección”. El amor a los libros, el saber transmitir un conocimiento versátil y hacia un destinatario complaciente que siempre encontraba como el “hilo de Ariadna”, la respuesta a su búsqueda de una deseada publicación, la aceptación del editor, atemperando siempre las condiciones y exigencias.

    La evolución de los tiempos, la transición política, también supuso una transición, un cambio “a mayores” en la personalidad de Rafael Tigeras. La librería, conservando su función, presencia y  desarrollo supo revestirse de un “manto áulico…” en un gran editorial, que con los años, con el buen hacer de Rafael y sus hermanos, y una selecta compañía laboral de excelentes profesionales, han llevado a la Editorial, a ser hoy en día un referente nacional e internacional en el ámbito de las publicaciones, mayormente del mundo académico, universitario.

La clave es sencilla, pero es una fórmula magistral (no olvidemos esos principios de “sabiduría alquimista” de sus antecesores…) que no es fácil emular, por otros, incluso con un potentísimo presupuesto económico…). Saber estar y compartir con el autor una relación directa, e inmediata, sin burocráticas barreras, y tiempos excesivos en las respuestas. El éxito de Dykinson (ahora personificado en Rafael) es una combinación de factores personales, y conocimiento de la profesión, lo que se traduce en una “adaptabilidad” a la necesidad del autor en cada momento o de los intereses de las instituciones que demandan con éxito su profesionalidad y buen hacer. Él siempre responde, está y se le espera (como en la obra de Beckett “Esperando a Godot). El autor sabe que habla siempre con la máxima autoridad (no hay pretextos de subordinación jerárquica. Él siempre quiere hablar con el autor, definir su  proyecto y hacerlo suyo…). No se piense que ello supone una incapacidad de “delegación”. Todo lo contrario. Sus colaboradores, los más directos y competentes –sus hermanos- su bastión y colaboradora más directa y capacitadísima-todo un ejemplo, Diana, conserva su autonomía su capacidad de decisión, que confluye siempre en una comunicación de intereses y coincidencia con el responsable directo “Rafael: el hombre, el amigo, el colaborador, el ejecutor de “sueños imposibles”. Nunca tiene una mala palabra, un gesto descortés. Todo lo contrario, en “Rafael” concluye una mezcla contagiosa de “bonhomía y profesionalidad” que materializa todos los intereses “never explain, never complain…” (nunca se queja, nunca se despacha en explicaciones denegatorias). Es por ello que los “grandes autores y consagrados escritores universitarios quieren su colaboración. Y saben que Rafael siempre responde con lealtad y fidelidad. Por ello los más renombrados, autores del país, e instituciones de primer nivel, quieren, buscan, confían y materializan sus proyectos en una empresa editorial tan competente y competitiva como Dykinson.

    Pero “Rafael Tigeras” no es solo exitoso presente sino también como todos los grades emprendedores de la historia un visionario del futuro. Ha sabido adaptarse a los tiempos la difícil transición de la “escritura al mundo digital” se ha efectuado en Dykinson con generosa y serena transformación, pero como siempre con un “hecho diferencial” ha conseguido reforzar el mundo inigualable del libro impreso (mas necesario  fue nunca) con  las nuevas tendencias en ese “universo telemático”, en donde navega Dykinson con rumbo firme, con orden, voluntad de servicio, disciplina en su trabajo cotidiano y ajustando las “velas” a los  mejores vientos de cambio… , como un “marinero conoce el “mar  abierto”, Rafael conoce los problemas del océano editorial….

Labor de difusión en favor de Alhama

Programa de Canal Sur “Música para mis oídos”.

 

El pasado 25 de Octubre Alhama se convirtió en un plató de televisión abierto. Los encantos del entorno de la pila de la carrera y la plaza de los presos fueron los enclaves elegidos para el sexto programa que Canal Sur Televisión emitía llamado “Música para mis oídos”. 

“Música para mis oídos”, es un producto de la factoría Cibeles para Canal Sur Televisión,  que ha sido concebido como  un viaje sonoro a través del territorio andaluz.  

En el Programa “Música para mis oídos”, se dan cita el patrimonio artístico de los mas diversos rincones de Andalucía, la gastronomía y la música. Tres pilares de la cultura de nuestra tierra ofrecidos en una novedosa y original combinación. Se trata de un viaje sonoro que se impregna de los encantos del patrimonio artístico, cultural, paisajístico e histórico, y que  con esos valores tuvo una parada en Alhama, proyectándola hacia el mundo.

El sexto programa de la temporada se acercó hasta el monumental paisaje de Alhama de Granada, donde Manuel Lombo presentó con una grabación en directo a dos artistas andaluzas de estilos muy diferentes. La Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, construida junto a los tajos en el siglo XVI, hizo de marco para las canciones serenas y melancólicas de Anni B Sweet, mientras que la Plaza de los Presos fue el escenario en el que la cantaora Marina Heredia  interpretó con su voz flamenca por derecho dos de sus temas más queridos. La visita a la sorprende Alhama de Granada nos regaló también charlas y anécdotas con las dos artistas y otra bella colaboración entre Manuel Lombo y Marina Heredia.

Por el programa Música para mis oídos, en esta su primera temporada, h sido dirigido por el Gaditano Juan José Ponce, y presentado por el artista sevillano Manuel Lombo. Por el programa han pasado más de 200 artistas, y ha recorrido más de 11.000 kilómetros por tierras andaluzas, en seis meses y más de 700 horas de grabación. 

Canal Sur ha emitido 23 programas de “Música para mis oídos”  en los que la palabra descubrimiento ha sido la protagonista absoluta. Ha ido sorprendiendo tanto por las propuestas musicales como  por el inmenso patrimonio que tiene Andalucía. El director del formato, el gaditano Juan José Ponce, lo explicaba así en la despedida de esta primera temporada: “De esta maravillosa temporada, me quedo con todos los descubrimientos que hemos ido haciendo en Andalucía, que tiene una escena musical de raíz y contemporánea muy potente”. Al igual que hacía Manuel Lombo: “para mí, ha sido una suerte poder visitar tantos rincones de Andalucía y tener la oportunidad de escuchar y hacer música con otros compañeros”.

Oriundo del año

Joaquín Tomás Valderrama Valenzuela

 

Joaquín Tomás Valderrama Valenzuela, es hijo de Joaquín Valderrama Ramos y María Angustias Valenzuela Morales, ambos nacidos y criados en Alhama de Granada. A pesar de haber nacido y vivido en Granada, siempre ha mantenido un vínculo estrecho con Alhama. Desde su  juventud, ha pasado veranos enteros disfrutando las tostadas del Tigre, bañándose en el Pato Loco, saliendo de fiesta con su primo Roberto y su pareja Laura, y disfrutando de nuestras maravillosas fiestas como los carnavales y La Romería del Vino. A día de hoy, aún se emociona cuando recuerda las historias que me contaba mi abuelo Jeromo mientras paseaba  por las calles estrechas del barrio judío llenas de historia, recorría con él en coche los campos de la comarca, o daban un paseo por los tajos. Joaquín Tomás, que lleva el nombre de su padre y de su tío, allá donde está se siente orgulloso de Alhama: “qué orgulloso estoy de mi pueblo”.

Estudió la doble titulación de ingeniería de telecomunicación y la licenciatura en administración y dirección de empresas en la Universidad Europea de Madrid (2008), se hizo Doctor por la Universidad de Granada en 2014, y actualmente es investigador en los National Acoustic Laboratories (Sydney, Australia), dedicando su esfuerzo en encontrar la forma de mejorar la calidad de vida a personas con dificultades auditivas. 

También pertenece a la asociación de investigadores españoles en Australia y Pacífico (https://srap-ieap.org/es/ ), de la que tiene el privilegio de ser el presidente. SRAP tiene como misión difundir ciencia española de la máxima calidad y facilitar oportunidades de colaboración con el fin de enriquecer y estrechar lazos entre las sociedades española y australiana

Se siente tremendamente afortunado de estar disfrutando cada etapa de mi vida, y esto se lo debe a su familia, la cual ha sabido inculcarme los valores del esfuerzo, la empatía y la honradez; a los amigos con los que se ha cruzado por el camino, los cuales han forjado gran parte de su carácter y de su forma de ser; y por supuesto a su mujer, de la cual dice “tiene la paciencia de sobrellevar mis defectos y la virtud de sacar lo mejor de mí mismo”.

   

Mejor expediente académico

Adriana Jiménez Luque

Mi nombre es Adriana Jiménez Luque. Nací el día 6 de julio de 2002. Crecí y vivo en el pueblo de Alhama del que me enorgullezco completamente y admiró por su trascendental historia y singularidad. Soy hija y nieta de agricultores, mi padre, Juan Manuel Jiménez Muñoz, es alhameño y mi madre, Ángeles Luque Bueno, nacida en El Almendral. A mis padres les debo mi educación y valores, así como su apoyo y motivación. Ellos me han inculcado que, con constancia, perseverancia y esfuerzo cualquier meta es posible.  

Comencé mi educación primaria en el colegio “CEIP Cervantes” y posteriormente en el IES Alhama, donde cursé el bachillerato de Ciencias Sociales con Matrícula de Honor. Tengo muy presente mi etapa académica en Alhama de la cual me he enriquecido gracias a profesores y compañeros. Actualmente, estudió el doble grado en Derecho y Administración de Empresas en la Universidad de Granada. Mi primer año de universidad está siendo peculiar debido a la pandemia que sufrimos hoy día. 

Me gusta disfrutar de mi tiempo libre con amigos y familia. Soy amante de la lectura y del cine, así como de los idiomas. Como buena alhameña, disfruto de la naturaleza paisajística de Alhama y su gastronomía al igual que de sus tradicionales fiestas.  

Es un honor recibir este galardón y me siento orgullosa del reconocimiento a mi pequeña trayectoria académica. Me considero una persona extrovertida, exigente y entusiasta por seguir aumentando mi conocimiento.